¿Estamos metidos en nuestra burbuja?

El pasado 10 de diciembre tuvimos un Coloquio Divisional acá en la UAM Cuajimalpa como parte de la actividades de cierre de este año, invitamos al Dr. Alejandro Piscetilli y a Alejandro Pisitany, quienes nos vinieron a compartir sus ideas y algunas tendencias respecto a la educación superior en el futuro.

Como algunos saben, tomo apuntes de las conferencias y al final de este post, se los comparto. Pero no conforme con esto, me quedé pensando, en que a pesar de que la UAM Cuajimalpa lleva ya 10 años de enfrentarse a un mundo: VUCA
es decir, Volátil, Incierto (Uncertainty), Complejo  y Ambiguo (que se puede entender de varios modos o admite muchas interpretaciones)

Aún nos falta un camino largo por recorrer, pues las Universidades siguen teniendo estructuras medievales (A. Piscitelli, 2015). Si realmente queremos innovar, no hay que pedir permiso, sino empezar por re-pensar o piratear (hackear) la educación a partir de 4 principios.

1.- El espacio
2.- El tiempo
3.- La evaluación
4.- Los contenidos que damos (Planes de estudio)
5.- y la relación Alumno-Maestro

Quizás unas lineas de acción pueda ser a manera de “guerrilla” pequeños grupos insurgentes a pequeña escala,  o un cambio de actitud y apertura desde la docencia, no lo sé. Pero tenemos que idear estrategias para que nuestros alumnos encuentren sentido en que valga la pena levantarse cada día y  venir a la escuela.

Tenemos que salir de la endogamia y transformar la universidad en propuestas nuevas y “dejarlas ser” o como decían los Beatles “Let it be”
si sale mal, replantearla componerla y seguir con otra de forma dinámica y rápida.

Algo que me preocupa son los egos académicos, las estructuras de poder y comodidad que se plantean hoy y que de alguna manera hacen que los cambios resulten prácticamente imposibles.

Esto me recuerda al libro de Connected company de Dave Gray donde se plantea:

“Al cambiar la manera en que creamos, tenemos acceso y compartimos la información, las redes sociales están cambiando la estructura del poder de nuestra sociedad”.

Creo que al final había que plantearnos si hoy estamos metidos en nuestra burbuja y si es así, buscar una manera de salir de ella.

Les dejo con el último video de lo que Dave Gray llama “Liminal thinking” para reflexionar.

 

 

Acá finalmente, mis notas

 

2 thoughts on “¿Estamos metidos en nuestra burbuja?

  1. Muy buena reflexión maestra, me llama la atención sobre todo la nota en la que hace el contraste entre los inicios de la escuela y la actualidad de la misma, justamente acabo de terminar mi movilidad en el CIDI de la UNAM y haciendo un contraste entre ambas escuelas, sin la intención de hacernos menos de ninguna manera, me doy cuenta del momento tan complejo por el que pasamos, de alguna manera es una crisis de identidad y una pugna por definirnos.

    En mi experiencia de movilidad pude convivir tanto con los alumnos de primer ingreso como los que están próximos a salir, muy para mi sorpresa entre lo más grandes es común escucharlos hablar no sólo de diseño industrial, sino de diseño de páginas web, identidad corporativa, diseño de señalización e incluso aplicaciones interactivas; de alguna menara son afines al diseño industrial pero el hecho de que se estén considerando habla ya de un pensamiento de proyecto en el que la disciplina principal (el diseño industrial) pasa a segundo plano y a formar parte de un proyecto que antepone la problemática sobre el medio para atenderla.

    Siento que ha sido este pensamiento el que nos ha costando alcanzar en la UAM, muchos compañeros se han empeñado en formarse con una especialización hacía cierto ámbito del diseño, o bien han encontrado que su fuerte está en cierta área y deciden abrazarla.

    Hay que dejar de lado el medio y pensar en el proyecto, esté roll de ser gestores de nuestra habilidades implica justamente abrir la mente a las posibilidades, saber que las técnicas y procesos del diseño son un medio para agregarle valor a un proyecto y lograr impactar el medio en el que nos encontramos, el cual debe´ria ser el único indice para evaluar el diseño y no las técnicas empleadas ni el apego a las tradiciones y las tendencias.

    Por supuesto no podemos ser como el hombre orquesta y saber todo, dominar todo y hacerlo todo con nuestra manos. Resulta vital saber trabajar en equipo, saber lograr resultados mediante las personas con quienes trabajamos, identificar metas en común y lograr resultados satisfactorios tanto para quienes se trabaja como para los que trabajan en el proyecto. En mi experiencia en la escuela lo que mas me ha preocupado siempre han sido las divisiones en los equipos, cuando los miembros del equipo asuman que tienen que vencer a sus compañeros, imponerse mediante la reducción de algún compañero; trabajar asumiendo que sólo uno es competente en el equipo.

    Este ejemplo justamente es parte de esta burbuja de confort, ¿por qué?. Guardar celosamente lo que uno sabe hacer hace que uno asuma sus habilidades como parte de uno mismo, “yo soy Uriel el que sabe autocad” y así uno mismo impide que estas habilidades beneficien al equipo, uno se pone a la defensiva de sus habilidades y mediante estas de su misma persona. Uno se vuelve el practicante de una técnica o una receta de cocina y no en un gestor de habilidades.

    Ya me alargué mucho, pero por último me gustaría comentar una cosa. Han sido pocas las oportunidades en las que hemos visto el trabajo de la escuela saliendo al mundo y siendo usado, ya sea que no nos ha dado el tiempo o las habilidades que teníamos eran insuficientes. El trabajo de diseño en particular necesita encontrarse con la realidad para adquirir su verdadera forma, es el molde que lo define, uno no puede simplemente encerrarse en los libros y salir con una idea que funcione en el mundo real.

    Siento que ha sido este el factor que más nos hace falta, y agradezco las veces que en su clase pudimos salir al mundo con ojos curiosos para lograr nuestros diseño, pero esta parte final en la que ponemos en su sitio el diseño y comprobamos si funciona es vital, es un cierre que nos ubica de verdad y nos guía para futuros proyectos, así que si es posible siempre es recomendable dejar algo del trabajo hecho en clase en el mundo real.

  2. Muchas gracias por darte tiempo y escribir este comentario Uriel, ojalá se abra un diálogo y me gustan mucho las reflexiones que haces respecto al comparativo de la UAM y el CIDI, después podemos platicar mas a fondo sobre esto. Saludos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s