9 pasos para alcanzar el éxito

Feliciades_fb

No se trata de uno de esos libros de superación personal o quizas sí! pero es adecuado para la temporada. Heidi Grant Halvorson, doctora en psicólogía motivacional, se ha dedicado mas de 10 años a investigar lo que hace exitosas a las presonas; En su libro “Nine things Successful People Do Differently” nos sugiere 9 prácticas que hay que tomar en cuenta si queremos alcanzar nuestras metas.

A continuación sus consejos:

1.- Sea específico: Hay que ser claro en la meta que se quiere alcanzar. Siempre es mejor decir ‘bajaré 3 kilos’, que ‘debo bajar de peso’. “Saber exactamente lo que se quiere lograr te mantiene motivado hasta que lo alcanzas”. También es importante pensar en los pasos necesarios para alcanzar el objetivo. Cambia el ‘dormiré más’, por ‘a las diez de la noche estaré acostado entre la semana”. Eso no deja lugar a dudas.

2.- Aprovecha el momento para trabajar en sus metas: ¿Cuántas oportunidades de salir a trotar perdiste la semana pasada? ¿De verdad estabas tan ocupado que no tuviste 15 minutos para hacer ejercicioe? Lograr las metas, significa no dejar pasar esos momentos que la rutina tiene para alcanzar su objetivo.

Para que no los pierdas, se recomienda programarte de antemano. Por ejemplo, decidir qué días de la semana y a qué hora saldrás a hacer ejercicio. “Los estudios muestran que este tipo de planificación ayuda al cerebro a detectar y aprovechar la oportunidad cuando se presenta, aumentando tus posibilidades de éxito en un 300%, aproximadamente”.

3.- Saber exactamente cuán lejos está de tu meta: Si desconoces el nivel de progreso, difícil será saber si tu estrategia está resultando. Por eso es importante que semanalmente, o incluso diariamente, verifiques lo bien que te ha ido.

4.- Se optimista, pero con los pies en la tierra: Creerse el cuento y confiar en las capacidades son solo parte de lo necesario para lograr un objetivo. Pero, “hags lo que hagas, no subestimes las dificultades que tendrás para alcanzar tu meta”. Tener éxito requiere de persistencia, disciplina, tiempo, organización y paciencia. “Los estudios muestran que pensar que las cosas vendrán con facilidad y sin esfuerzo, te dejan mal parado para lo que se avecina, y aumentan significativamente las probabilidades de fracasar”.

5.-Concéntrate en mejorar, en vez de ser solo bueno: “Muchos de nosotros creemos que nuestra inteligencia, nuestra personalidad y aptitudes físicas son fijas, que no importa lo que hagamos, no vamos a mejorar”, pero tal pensamiento es falso, ya que sí somos capaces de adquirir nuevas habilidades y mejorarlas en el proceso del éxito. “Aceptar el hecho de que tu puedes cambiar, te permitirá tomar mejores decisiones y alcanzar su máximo potencial”.

6.- Empeño: La agallas, la valentía, son primordiales en el camino a la meta, porque ayudan a persistir en el compromiso, aunque sea a largo plazo. “Las personas que no se empeñan, a menudo piensan que tampoco tienen las habilidades innatas de la gente que tiene éxito. Si esto describe su propia forma de pensar usted está equivocado. El esfuerzo, la planificación, la persistencia y las buenas estrategias son lo que realmente se necesita para tener éxito”.

7.- Trabaja el “músculo” de la fuerza de voluntad: la fuerza de voluntad es igual que un músculo del cuerpo, que si no se usa se atrofia. Por eso, se recomienda ponerse pequeñas tareas, como hacer 100 abdominales o no comer chocolate. “Comienza con una sola actividad y haz un plan de cómo va a lidiar con los problemas cuando aparezcan”. Por ejemplo, piensa que cuando te den ganas de comer chocolate, tómate mejor un vaso de agua o un té. Puede que al principio te cueste, pero a medida que vayas logrando estos detalles, más fácil le será alcanzar objetivos más grandes.

8.- No tientes a la suerte: Si estás a dieta, ¿para qué meterse a una dulcería? No abuses de tu fuerza de voluntad, así haces mas difícil la cuesta al éxito y eso no solo significa no tentarse, sino evitar tomar dos desafíos al mismo tiempo, como lo puede ser bajar de peso y dejar de fumar, por ejemplo. Como deice la tortuga del cuento: “Lento, pero seguro”.

9.- Concéntrate en las cosas que harás, no en las que no harás: Investigaciones demuestran que mientras uno más evita un pensamiento, más se viene a la mente y se fortalece. Por esto, más que enfocarte en los malos hábitos –‘no voy a fumar’, ‘no voy a estresarme’, ‘no comeré de  más’- debes pensar en las cosas positivas que se harán en su lugar, como respirar hondo, contar hasta diez o salir a caminar. Así, de a poco, el mal hábito se desgastará y desaparecerá.

Screen_shot_2011-12-21_at_9

Bueno espero que estas prácticas te sirvan para lograr todas las metas en el próximo 2012. Y esta es la liga del Articulo en el Harvard Business Review http://hbr.org


 

Con esta infografía me doy cuenta que no soy una Millennial

Infographic Of The Day: The Blessing And Curse Of Being A Millennial

Millennials are well-educated, tech-savvy, and independent. They’re also cursed by a bad economy. But all this might have a silver lining…

You heard constantly about the millennial generation–that they’re tech-savvy, and different from everyone that came before. It’s not just hype, or vanity on the part of the youngsters: People who are 18-29 right now have markedly different attitudes, beliefs, and mores than any generation preceding them.

This infographic by Online Graduate Programs does a good job of summing up all that data. Let’s start with a definition of the generation, and their politics:

It’s that second panel about politics that’s really surprising: The percentage voting for Obama represents the largest age-based disparity ever recorded. It’s worth pausing on that for a second, because voting, contrary to popular opinion, doesn’t tend to change all that much as you age. Political scientists have consistently shown that who you vote for as a young person tends to define your voting patterns for the rest of your life. Thus, some people have concluded that the entire millennial generation has been “lost” to Republicans. (And if you think that they’ll change their minds because of Obama’s first-term struggles, think again: 60% blame his opponents for his inability to get anything done.)

But where the differences become truly stark are in lifestyle. Millennials are the most godless, least-married, and most tech-savvy generation ever:

But despite all these gifts–an ease with technology, excellent educations, a surprisingly durable optimism–millennials are at the same time cursed. Simply put, they were born at the worst time in 50 years as far as careers go, having entered a horrid job market:

Does that matter? In a word, yes: Sociologists have shown that being born in a recession dampens your earnings throughout your lifetime, simply because the first jobs you get are the ones that define much of your success in later life. Almost all the wage increases that you’ll get arrive before you’re 40. Thus, if you enter the workforce and struggle to find a job, you’ll be consistently hobbled by a lack of experience and tenure.

But maybe that’s a good thing. It may be that millennials are a generation apart in one sense that hasn’t shown up yet in the data: Plagued by dead-end career prospects, many seem to have turned to everything from crafts to self-improvement as a way to find meaning outside of what they do. A less materialistic, more happiness-focused generation seems like a very good thing given how obsessed America has been with simply getting more, no matter what. But it might also be that a lack of prospects makes this generation the most entrepreneurial we’ve ever seen–after all, innovation is usually born during times of hardship.

 

Cliff Kuang

CLIFF KUANG

Cliff is the founding editor of Co.Design, which in 2011 won the National Magazine Award for best online department. Previously, he has been an editor at I.D. magazine and … Read more

• Twitter